Sucesos
“Por culpa de un desalmado y de una turba perdí a mi única hija”
Sucesos

A la hija de Omar Prato la linchó una turba de vecinos que juraba que ella también era responsable del asesinato de su hijo de 4 años de edad. La multitud la golpeó, mientras ella ayudaba a cargar una bombona de gas a una amiga del edificio donde vivía en el barrio Santa Ana en Propatria, el sábado.

Por: 

Los residentes no solo se conformaron con golpearla hasta dejarla en el piso, sino que también le dieron 15 tiros en cada una de sus piernas. Se llamaba Norki Sarahí Prato, de 19 años de edad.

Antes de asesinarla los vecinos la sentenciaron: “Ella también es culpable de la muerte de ese pequeño; ella lo dejo solo en manos de ese delincuente y no la vamos a perdonar”.

Su padre, Omar Prato, aclaró que la joven llevaba dos años y medio separada del padre del pequeño, Tony Antonio Cañizález, de 26 años de edad, porque era un hombre violento, y además consumía droga y robaba celulares por Catia.

El jueves 27 de octubre, ella dejó al niño a cargo de una mujer que tenía una guardería en la zona porque iba a salir con su madre a buscar trabajo en Chacaíto, cuando regresó le dijeron que el menor no estaba porque se lo había llevado a su padre.

Norki se dirigió al rancho de latón y madera en el que vivía Cañizález. Las puertas estaban trancadas. Con la ayuda de una herramienta abrió un boquete y entró a la pieza, en una de las habitaciones halló al niño apuñalado. A Tony los vecinos le cobraron el crimen: lo golpearon con tubos, pero sobrevivió y está recluido en el Pérez Carreño.

El médico que atendió a Norki les advirtió a sus familiares que si sobrevivía debían amputarle las piernas. Estaban destrozadas, pero horas más tarde murió. “Quiero limpiar el nombre de mi hija porque ella era una mujer abnegada, que se graduó de bachiller con buenas calificaciones. Nunca dejó al pequeño solo. Ella había marcado distancia con ese delincuente. Esto es una tragedia familiar y por culpa de ese desalmado y de esa turba enceguecida perdí a mi único nieto y a mi única hija”, dijo Prato, mientras reclamaba el cadáver de la joven en la morgue de Bello Monte.

Mataron a una pareja frente a su hijo. El pasado 22 de octubre un hombre ultimó con tiros en la frente a una pareja, delante de su hijo de 8 años. Winder Chacín, de 25 años de edad, e Isidora Rodríguez, de 35 años de edad, iban a hacer compras, pero fueron atacados por un hombre armado que no vaciló en tirotearlos frente al menor de 8 años de edad, quien relató lo ocurrido a la policía judicial y aún no se recupera del shock.

Los familiares de Chacín, provenientes del estado Táchira, pudieron viajar a Caracas el viernes para retirar el cuerpo. Habían reunido dinero para ir a la capital y costear los gastos funerarios. Su prima, Dibeliz Gelves, fue víctima de un robo el lunes en la mañana en Caño Amarillo, cuando se dirigía a la morgue de Bello Monte en compañía de un pariente.

La Cifra

28 cadáveres fueron ingresados a la morgue de Bello Monte este fin de semana. El 80% de los traslados de cadáveres correspondieron a muertes violentas, mientras que resto fue por accidentes de tránsito y otros casos por investigar.