Sucesos
Seis homicidios en menos de 12 horas perpetraron en el Táchira
Sucesos

Los crímenes se registraron en los municipios Libertador, Fernández Feo, Uribante, Capacho Viejo, Ureña y San Cristóbal.

Por: lanacionweb.com

Seis personas fueron asesinadas, con arma de fuego y arma blanca, en menos de 12 horas, en distintos municipios del estado Táchira, teniendo los casos con mayor incidencia los móviles de sicariato, robo y riña.

Se registran entre las muertes violentas de este sábado, en horas de la noche, la de un joven albañil, identificado como William Alexis Rivas Robles, de 25 años de edad, domiciliado en Abejales, municipio Libertador.

El cadáver de Rivas Robles fue localizado por las autoridades policiales con un balazo en la cabeza, en la calle 1 con carrera 2, detrás de la iglesia Abejales, sin que se suministraran más detalles del hecho.

También en la zona sur del Táchira, el sábado, hubo el homicidio de Erick Neira Angarita, de 35 años, cuyo cadáver fue localizado en la vía principal de San Joaquín de Navay.

Funcionarios policiales, que estuvieron en el sitio, le apreciaron tres tiros en la cabeza, desconociéndose las circunstancias en las cuales resultó muerto.

A últimas horas del sábado, cerca de las 10:00 de la noche, se notificó del asesinato de un joven de nacionalidad colombiana, identificado como Urelis Martínez Ortiz, de 20 años de edad, domiciliado en la calle principal, parte baja de Laguna de García, en Pregonero, a quien le quitaron la vida con arma blanca.

El suceso habría tenido lugar en esa misma población, y por el hecho sindican a un familiar indirecto, con el cual habría tenido una discusión. Herido en el tórax con un arma blanca, al parecer un machete, fue auxiliado y trasladado de emergencia en un vehículo particular hasta el hospital San Roque, donde los médicos certificaron que yacía sin signos vitales.

Otros asesinatos

Avanzada la madrugada de este domingo, también asesinaron a un vigilante para despojarlo de un arma de su propiedad.

Hacia la 1:30 de la madrugada de ayer, funcionarios policiales de Capacho-Viejo fueron notificados por una persona que en la Tenería Curtiembre La Romana, en el sector Pueblo Nuevo, vía a Cerro La Laguna, se encontraba el cadáver de este hombre.

Hasta allá se dirigieron las autoridades, inicialmente de Politáchira, que al entrar a la tenería confirmaron que efectivamente en el piso, boca abajo, en un charco de sangre, se hallaba el cuerpo de quien fungía como vigilante del lugar.

Lo identificaron como Julio César Buelvas Almeida, de 73 años de edad, a quien le observaron un balazo en la boca que acabó con su vida en pocos minutos, aunque se desconocía la hora en la que fue asesinado.

De acuerdo con las autoridades, lo que se presume como móvil del crimen, luego de dialogar con allegados a la víctima, es el robo de su revólver, calibre 38 milímetros, el cual no hallaron en la escena del crimen.

A las 5:30 de la madrugada de este domingo, también hicieron el hallazgo del cadáver abaleado de otro hombre en el sector La Integración, a unos 50 metros del punto de control de la Guardia Nacional, conocido como El Tráiler, en Aguas Calientes.

A Milton Gómez Nova, de 25 años, domiciliado en el sector 6 de La Integración, lo consiguieron sin vida, a causa de tres balazos en la cabeza, pero en este caso tampoco se conocieron las circunstancias en las cuales fue asesinado.

Asesinan a un sordomudo

El sexto hecho de sangre que cobró otra vida habría tenido su origen el pasado jueves en la noche o viernes en la madrugada.

La víctima, un sordomudo de 33 años, de nombre Jean Carlos Colmenares, quien residía en la parte baja del 23 de Enero.

Aunque su muerte, por un balazo en la frente y otro en un brazo, se registró en la madrugada de ayer, se pudo conocer que fue herido posiblemente al mismo tiempo que un grupo de asesinos le causaron la muerte al vendedor de frutas, Gabriel Pabón Pabón, de 30 años, a quien llamaban Orejas, desaparecido o secuestrado desde la noche anterior, cuyo cadáver abaleado fue localizado el viernes en la mañana en la invasión de Las Lomas.

Familiares de Jean Carlos comenzaron a buscarlo desde el jueves en la noche. Ajenos a que al muchacho, con discapacidad auditiva y del habla, también se lo habían llevado en una camioneta, a la entrada del pasaje José Gregorio Hernández, los mismos sujetos que se llevaron a Pabón Pabón.

Menos imaginaban que Jean Carlos había sobrevivido, y que el viernes, cuando hallaron el cadáver del frutero, también la Policía lo encontró a él herido, trasladándolo de emergencia al hospital del Seguro Social de Santa Teresa, donde permaneció hospitalizado, hasta que ocurrió su deceso.

En breve conversación con los periodistas, algunos familiares de Jean Carlos, quien trabajaba como albañil, lamentaron que le hayan quitado la vida de esa manera, puesto que no era un hombre problemático; y aseguraron que en todo el 23 de Enero lo conocían y apreciaban, solo que el jueves en la noche “se encontraba en el lugar equivocado. Y a lo mejor, quienes los mataron ni siquiera se dieron cuenta de que era sordomudo”.