Sucesos
Ultimados 2 hombres en el 23 de Enero
Sucesos

Dos personas murieron el lunes víctimas de la violencia criminal en la parroquia 23 de Enero. En ambos casos los vehículos que utilizaban fueron incendiados.

En el primer caso la víctima identificada como Levis Jonathan Brito Rangel fue herido de varios disparos el martes 11 de noviembre. Brito era taxista y las personas que le dispararon supuestamente solicitaron sus servicios frente al centro comercial Sambil de Chacao. Eran dos hombres altos y de piel morena que le pidieron un traslado al 23 de Enero. Cuando llegaban al destino, a las 7:30 pm de aquel día, intentaron despojarlo de una camioneta Ford Eco Sport. Como se resistió al robo lo hirieron en cuatro oportunidades y arrojaron su cuerpo frente a un botadero de basura.

El vehículo fue incendiado frente al bloque 1 de la misma zona. Brito fue llevado al hospital Miguel Pérez Carreño, donde murió luego de agonizar durante cinco días.

El martes en la madrugada vecinos de Monte Piedad alertaron a las autoridades sobre el incendio de un vehículo estacionado en la Calle Real.

El auto era un Ford Ka blanco, placas RAN-40O. Cuando los bomberos acudieron al lugar hallaron en el asiento del piloto el cadáver de un hombre totalmente carbonizado.

No se encontraron documentos de identificación para la víctima. Tampoco se pudo determinar la causa de la muerte. Los restos del hombre fueron levantados por agentes de la División contra Homicidios de la policía judicial el martes en la mañana.

El vehículo, sin embargo, quedó en el lugar donde lo incendiaron a la espera de que lo remolquen para hacer las experticias de rigor.

Doble homicidio vía El Junquito. Dos personas fueron ultimadas a tiros en la carretera nueva a El Junquito cuando intentaban huir de sujetos que supuestamente querían robar la moto en la que circulaban.

El parrillero de la moto era Jesús Yépez Lozada, un taxista de 29 años de edad que buscaba en Antímano un repuesto para su vehículo dañado. El mototaxista que lo llevaba no ha sido identificado.

María Lozada señaló que su hijo Jesús Yépez recibió cuatro disparos en la cabeza.

 

Con Información de: El Nacional / Javier Mayorca