Sucesos
Ultimaron a 10 presuntos delincuentes en menos de 48 horas
Sucesos

En menos de 48 horas se registró la muerte de 10 presuntos delincuentes, luego de enfrentarse a comisiones policiales en varios sectores de Caracas. Los primeros procedimientos se realizaron en tres barrios del municipio Sucre, en el estado Miranda, donde funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales de la PNB mataron a cuatro hombres, mientras que seis personas fueron ultimadas en los sectores El Valle, Coche, San Martín y El Junquito, en el municipio Libertador, donde actuaron policías del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

Reportes extraoficiales indicaron que 9 de las 10 personas presentaban registro en el Sistema Integrado de Información Policial.

Municipio Sucre. El jueves a las 6:30 am, David Yavier González Ribas salió de su residencia, ubicada en el sector Las Casitas de la Lira, en La Dolorita en Petare, donde vivía con su madre, esposa y un hijo de 3 años de edad. González se dirigía a su trabajo, pero se devolvió porque había dejado el bolso con su comida. En el camino notó la presencia de funcionarios policiales de las FAES que lo abordaron y lo obligaron a ingresar a la vivienda, y le dijeron que se quitara la franela. “Lo hizo y le dieron el primer disparo, le dijeron que corriera y le dieron dos tiros en la espalda. La esposa lo vio, los vecinos también”, declaró Darwin Ribas, hermano de la víctima, en la morgue de Bello Monte.

Funcionarios dijeron que David González Ribas presentaba registro por homicidio intencional del 14 de julio de 2010. La minuta reseña que se había enfrentado a los funcionarios y le fue incautado un revólver marca Ruger, modelo Security Six, calibre 357, sin seriales.

Otro hecho se registró también en el barrio La Dolorita, calle La Lira, escalera 1, parte baja. El hombre era Miguel Ángel Guevara, alias Pelo Lindo, y murió luego de enfrentarse a funcionarios de las FAES, según el reporte policial. En el procedimiento fue recuperada un arma calibre 9 milímetros, marca Beretta.

En Filas de Mariches otro delincuente murió en condiciones similares, también el jueves a las 9:30 am en la carretera Petare-Mariches, sector El Limoncito. Fue identificado como Roberto Miguel Quintana Soto, de 22 años de edad, que integraba la banda el Beiker. Durante el operativo se incautó un arma de fuego tipo revólver, marca Tauro, calibre 38, y una moto modelo Tsunami, placas AA2UO7D, solicitada como robada.

En Paracotos, en el sector El Paraparo en el municipio Guaicaipuro, Luis Gerardo Alzuru Peñaloza se enfrentó a funcionarios de la PNB adscritos a la Sub-Delegación Valle-Coche, Miranda, el miércoles 15. Una fuente policial reveló que Alzuru estaba solicitado por el Tribunal 3° de Control en Violencia contra la Mujer, pues en días pasados le había dado 47 puñaladas a su esposa que entre otras heridas graves la dejó sin un ojo.

Libertador. El miércoles 15 se realizaron varios procedimientos policiales en el Distrito Capital. El primero de ellos se registró en la parroquia de El Valle, sector Gallo Rojo. Se trataba de Alejandro José Salazar Gil, alias el Alejandrito e integrante de la banda el Loco Leo, a quien le fue encontrada una pistola Tanfoglio, modelo Force 99, calibre 99 milímetros, con los seriales AB50426, que estaba solicitada por el Sisipol.

También en las residencias Ciudad Tiuna, bloque 29, piso 24 apartamento 29-04-A, en la parroquia Coche, resultó muerto un hombre indocumentado que accionó contra funcionarios su arma de fuego calibre 9 milímetros, marca Sigsauer.

Martín Albanes Colina Moreno, alias el Martincito, fue muerto en el sector El Kilombo, parroquia Coche. Al ser verificado por el Sisipol, presentaba registros por hurto, porte ilícito de arma de fuego y robo, según la versión policial.

Carlos Alberto León Pérez falleció luego de enfrentarse a comisiones de la subdelegación Valle-Coche, en el kilómetro 7 de El Junquito, sector Canaima.

En San Martín, dos hombres identificados como José Gregorio Muñoz, alias el Bacu, y Wilson Carpia, alias el Mocho, murieron al enfrentarse con funcionarios adscritos al Eje Central de la División de Investigaciones de Homicidios del Cicpc.