Sucesos
Ultimaron a constructor y adolescentes para robarlos
Sucesos

Luillis Sterlis Véliz Martínez, de 15 años de edad, y Jem Pascual Quintero, de 38 años de edad, fueron ultimados a tiros el martes a la 1:00 pm en el sector La Suiza, en el barrio San Blas de Petare, para despojarlos de la moto Empire Owen que conducían.

En ese vehículo salieron luego de almorzar para realizar unas compras a la familia y fueron atacados por delincuentes que les quitaron la moto.

Luis Véliz, padre del adolescente, indicó que cuando le avisaron se dirigió al sitio, pero los heridos habían sido llevados al Hospital de El Llanito.

Quintero era contratista de obras y padre de dos hijos. El adolescente era su ayudante, vivía en Guatire con una tía y su abuela materna. Tenía 15 días en San Blas en la casa de su abuela paterna. Se trasladó a Caracas en busca de un dinero que su padre le daba mensualmente.

Véliz Martínez recibió un disparo en una clavícula, cayó por unas escaleras y se fracturó la cervical.

³Es la inseguridad que hay en el país. El gobierno no pone mano dura al hampa. A los delincuentes los detienen, pagan y salen libres², dijo. Agregó que la delincuencia tiene azotados los barrios El Chorrito, El Encantado, Las Brisas y El Nazareno de Petare.

Denuncia. Familiares de Eliécer José Ascanio Marín, de 20 años de edad, denunciaron que este fue ultimado de un tiro en la espalda el lunes a las 5:30 am, por una comisión de la División contra Extorsión y Secuestro del Cicpc que fue en busca de un secuestrado para liberarlo.

Negaron que el joven estuviese implicado en delitos pues era mototaxista y trabajaba con clientes fijos.

Egleé Marín, madre de Ascanio Marín, que residía en el sector El León, en El Cementerio, explicó que a su hijo le dieron la orden para que corriera y cuando lo hizo le dispararon.

Ella indicó que cuando los funcionarios policiales se percataron de que el joven no tenía que ver con el plagio de César Alexander Medina Escalona, que permanecía en poder de un grupo delictivo, procedieron a llevarlo al Hospital del Seguro Social de El Cementerio.

En ese procedimiento murieron dos hombres conocidos por los apodos del Enano y el Splinter, presuntos integrantes de la banda del Coqui que tenían en su poder a Medina Escalona desde el 14 de este mes, quien fue liberado sano y salvo.

Los plagiarios habían iniciado la negociación con los familiares del cautivo, a quienes les habían exigido una suma en dólares así como joyas de oro.

 

Con Información de: El Nacional / Sandra Guerrero