Sucesos
Usuarios del Parque del Este advierten sobre ola de robos
Sucesos

 

Luego de su entrenamiento matutino en el Parque del Este, un grupo de deportistas estaba este sábado en el mercadito de Los Palos Grandes, cuando una corredora se acercó y les comentó: “¿Se enteraron? Cuatro carros acaban de ser abiertos en el estacionamiento”.

 

Bautizado como Parque Generalísimo Francisco de Miranda, sus 82 hectáreas son visitadas por cerca de 30.000 personas al día, según Inparques. Es el sitio de entrenamiento por excelencia de decena de clubes de corredores del país.

 

A pesar de que un parque debe ser sinónimo de esparcimiento es frecuente toparse con situaciones como la descrita inicialmente, pues tanto en el estacionamiento norte (entrando por avenida Francisco de Miranda) como en el sur, los automóviles de los corredores son abiertos, la mayoría de las veces con controles remotos universales.

 

En los últimos 12 meses varias son las denuncias por los altos niveles de inseguridad. Uno de los sucesos que más ha llamado la atención en este último año fue el ocurrido el sábado 8 de marzo de 2014, cuando al menos cinco vehículos fueron abiertos, ninguno en forma violenta.

 

Roberto Golding, uno de los corredores afectados, informó que en el estacionamiento norte le abrieron su automóvil y se llevaron un bolso con un par de zapatos y ropa de cambio.

 

Otro de los hechos más recientes fue el de la destacada atleta Annabelle Peña, segunda en la media de Guarenas 2015 y en los 10K de SenosAyuda. Todo sucedió el jueves pasado en el estacionamiento norte entre las 7:00 y las 7:30 am. En esa ocasión, las puertas de su camioneta no fueron forzadas, pero fue hurtado un bolso con todos sus implementos deportivos que estaba en el piso (puesto de copiloto) y su cartera con toda su documentación (también en el piso, detrás del asiento del conductor).

 

“Se llevó hasta las llaves de mi casa. Me dejó sin nada”, comentó esa mañana Peña, luego de ir a las agencias bancarias a cancelar sus tarjetas y solicitar otras.

 

No solo se trata de abrir carros. En varias oportunidades los corredores han denunciado atracos perpetrados por jóvenes que desde la Francisco de Miranda o incluso desde la autopista Francisco Fajardo saltan la reja, robaban Ipods, cadenas o relojes, y vuelven a escapar.

 

A finales del pasado año, tres de ellos no corrieron con suerte. Un sábado después de robar el celular a una joven de 20 años fueron alcanzados por los corredores que estaban presentes, entre ellos el internacional Manuel Bellorín. El guayanés salió tras uno de los delincuentes y no tardó mucho en darle caza. Fue entregado luego a funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), quienes lo trasladaron hasta el comando que resguarda las instalaciones del Parque del Este.

 

A punta de pistola

 

Uno de los casos más dramático fue lo ocurrido a dos estudiantes de la Universidad Simón Bolívar, el miércoles 4 de junio.

 

“Estaba con una compañera de clases sentada en unos banquitos cerca del laguito. Teníamos allí unos 15 minutos cuando dos hombres se pararon delante de nosotros y nos bloquearon la visual… empezaron a hablarnos. No le respondíamos ni una palabra. Uno de ellos comenzó preguntándonos de donde éramos y que estudiábamos, también sobre lo que dibujábamos. Cuando les contesté que nos íbamos, uno de ellos, el que más hablaba, nos dijo que estaba armado y tenía a varios observándonos, que si nos movíamos, gritábamos o teníamos alguna actitud rara nos podían disparar o hacer alguna marca en la cara. También nos dijeron que no querían problemas con nadie, pues acababan de salir de la cárcel y no querían volver por lo que teníamos que colaborar”, relató una de las estudiantes de arquitectura, quién asegura que luego de más de media hora , fueron obligadas a entregar sus celulares.

 

En más de una ocasión, los bandidos también han actuado a la salida de los estacionamientos. Esperan que el visitante se marché para robarle.

 

 

escrito originalmente por Ernesto Linzalata en EL UNIVERSAL