Tecnología
5 cosas buenas, y 7 malas, de llevarse el móvil a las vacaciones
Tecnología

Son vacaciones Tania, ¿qué carambas haces escribiendo? Bueno, la verdad es que quería darle a nuestros lectores un par de consejillos acerca de llevarse el celular a las esperadísimas vacaciones. El verano es la fecha en que las escuelas y algunos trabajos aprovechan para dar un descanso a sus empleados, de hecho cuando viví en España, allá todo se “moría” literalmente en agosto, aquí en México no es así, pero sí que viene bien ir a retocar el bronceado por estas fechas.

La tecnología como sabemos, es una herramienta, por tanto en sí misma no es buena ni mala, pero en ocasiones la utilizamos también para evadirnos, o para no estar en el momento presente, ya sea porque la utilizamos para estar constantemente tomando fotos o videos, o bien porque directamente nos desconectamos de la gente con la que intentamos compartir un rato agradable. Pero como en todo hay ventajas y desventajas, vamos a verlas.

Lo bueno

Las fotos al momento Una de las cosas que yo disfruto mucho desde siempre es el tomar fotos, claro que antes con las cámaras de rollo, había que ser muy cuidadoso y planear bien las tomas pues solo tenías máximo 36 exposiciones en cada rollo, ahora con los celulares es mucho más fácil tomar 45 instantáneas de eso tan especial que estás viendo.

Videos de sucesos inolvidables Uno de los paseos que siempre he disfrutado mucho es ir al espectáculo Xcaret de Noche que se presenta en Xcaret, hacen un recuento por la historia de México desde los antiguos mayas y hasta la fecha en un mosaico de música, color y tradiciones, las veces que fui, jamás pude grabarlo, pero ahora sería todo muy sencillo. O ¿qué tal ir por ejemplo al Mar de Cortés y grabar cómo brincan las ballenas y nadan no tan lejos de la embarcación? Hay miles de cosas que no volveremos a vivir, y sin duda, un celular te permitirá tener una memoria gráfica de esos recuerdos.

Hacer check-in en donde estás y obtener valiosas recomendaciones La última vez que fui a Bacalar, de no ser por Foursquare y los check-in que hice con Swarm, no habría descubierto un encantador restaurante de comida italiana a la orilla de la laguna de los siete colores. Y estoy segura que en esas aplicaciones hay muchas más recomendaciones de las que te puede dar una persona conocedora del sitio.

Bacalar

Ser la envidia de los cuates por el destino vacacional donde te encuentras Ir de vacaciones implica descubrir tu propio paraíso en la tierra, y eso sin duda hay que compartirlo con los amigos, por eso casi parece obligatorio, atiborrar tus redes sociales con fotos, videos, estados y check-in de cada sitio que visitas, claro que siempre habrá alguien que vaya a un sitio mejor, pero lo que has presumido, ¿quién te lo quita?

Airport Girl

Poderte comunicar con tus seres queridos en caso de algún imprevisto Como bien sabemos (aunque a veces se nos olvida) un teléfono celular es ante todo un dispositivo de comunicación, por eso en caso de un imprevisto durante el viaje, es la herramienta ideal para estar en contacto con tus seres queridos, ya sea a través del Whatsapp con una WiFi pública, o bien utilizando el mismo servicio telefónico, porque también sirven para hacer llamadas.

Lo malo

Forgot

Dejar el cargador en casa Una de las peores cosas que te puede pasar es abrir la maleta y buscar desesperadamente tu cargador, solo para darte cuenta de que lo dejaste sobre la mesa del comedor, y solo tienes de dos sopas, o compras otro, o lo apagas y guardas la batería para las emergencias.

Afectar tu memoria, por dejarle todo a los aparatos De acuerdo con un estudio publicado en la revista Psychological Science y hecho por la Universidad de Fairfield, tomar fotos en exceso, hace que tu cerebro sea capaz de recordar menos cosas de las sucedidas en esos momentos. Así que lo mejor es tomar unas cuantas fotos y luego dejar de lado el celular para verdaderamente disfrutar.

Interrumpir valiosos momentos de convivencia familiar o con los amigos Es muy molesto intentar convivir con alguien que se la pasa pegado a las redes sociales o a los juegos cuando estamos intentando estrechar los vínculos de la relación. Digo, todo el punto de tomar vacaciones es poder pasar más tiempo juntos, ¿o no?

Shutterstock 128221049

Interrupciones de la oficina o el trabajo Nunca falta un detalle que olvidaste en el trabajo, o un compañero envidioso que solo llama para molestar cuando sabe perfectamente que estás de vacaciones, aunque en ocasiones, también te pueden llamar por emergencias, pero eso interrumpe sin duda ese tiempo de relax y desconexión del trabajó que todos necesitamos de vez en cuando.

Pies

Hacer fotos donde solo se ven tus pies, y no tú de cuerpo entero disfrutando Algunas selfies están bien tomadas y te podrás apreciar tú y el monumento o la playa en la que estás reposando, pero últimamente, mis redes sociales se han visto plagadas de fotografías donde se ven los pies en primer plano y después la playa, eso además de ser de mal gusto, no permite apreciar bien la belleza que te rodea.

Llevar todo en un solo dispositivo es una mala idea Si dependes de tu celular para fotos, videos, mapas, comunicación y música y se descompone, tendrás unas vacaciones más divertidas, pero menos tecnológicas.

Tanline

Arruinar el bronceado con la marca del celular en la panza Por último, pero no menos importante, si lo que buscas es impactar con tu bronceado, asegúrate de no tener el celular sobre la panza todo el tiempo, si no, la siguiente vez que te pongas el bikini (si eres chica) o el traje de baño (si eres chico) tendrás una fea marca de tus brazos y el celular sobre el abdomen (y se verá feo aunque lo tengas de lavadero).

Entre broma y broma (dicen) la verdad se asoma, así que solo me queda pedirte que en estas vacaciones, desconectes, te conectes con tus seres queridos o tus amigos, y que disfrutes esos breves instantes en los que estás fuera de la rutina del día a día. Yo por lo pronto, voy a la alberca por una piña colada, ¡salud! y ¡felices vacaciones!

 

Fuente: Xataka