Tecnología
Aprende a extender la vida útil de la batería de tu portátil
Tecnología

Todas las personas que tenemos o hemos tenido un equipo portátil sabemos que, al cabo de un tiempo, la batería comienza a fallar y tenemos que depender de un enchufe de corriente eléctrica para mantenernos conectados. El deterioro en el funcionamiento se debe, principalmente, a que las baterías del portátil están diseñadas con una capacidad de carga determinada pero, con el tiempo, tienden a perder su capacidad de retener la carga.

Sabemos que es un hecho que la batería morirá en algún momento, sin embargo, existen algunos consejos que pueden ayudarte a cuidar la batería de tu laptop para que dure más. A continuación te platicamos en qué consisten algunos de ellos.

 

Utiliza los planes de energía

En Windows, por ejemplo, existen planes de energía que vienen incorporados al sistema operativo y que permiten, básicamente, proteger tu batería. Los planes de energía son conjuntos de valores de configuración de hardware y software que controlan la forma en que tu portátil usa la energía. Estos planes ayudan a ahorrar energía mediante el control del rendimiento de la pantalla (brillo) o del sistema (durante los períodos de inactividad).

cuidar la batería de tu laptop

Cuida los ciclos

Las baterías de los portátiles están diseñadas para manejar un cierto número de ciclos de uso, aproximadamente 500, a veces más. Cada ciclo de uso disminuye la capacidad de la batería, cuanto menos se drene, más tiempo va a durar. Por ello es conveniente que utilices los planes de energía que mencionábamos anteriormente y prestes atención a los períodos de hibernación para ocupar por completo un ciclo de uso. Además puedes revisar si existen programas o aplicaciones ejecutándose en segundo plano y que se encuentran consumiendo la energía de la batería. En Windows es muy fácil hacerlo con el “Administrador de tareas”, en OSX puedes revisar la barra de tareas y cerrar las aplicaciones que no necesites.

 

Porcentajes de carga

Contrario a lo que algunos aconsejan, no es conveniente dejar que la batería se descargue por completo antes de enchufar. Es buena idea hacer una descarga total algunas veces al año, pero no demasiado seguido. Deja que tu batería disminuya poco a poco pero sin tocar fondo, alrededor del 10% de carga restante puedes conectarla y hacer una sola carga hasta el 100%, esto ayuda a calibrar el indicador de batería.

Cadex Electronics recomienda realizar una carga al 80% de la batería y luego dejar drenar hasta aproximadamente el 40% para prolongar la vida útil de la batería hasta cuatro veces más. La razón es que cada celda de una batería de polímero de litio se carga a un nivel de tensión; cuanto mayor sea el porcentaje de carga, mayor es el nivel de tensión; cuanta más tensión tenga que almacenar una celda, más estrés tiene que soportar; y dicho estrés conduce a un menor número de ciclos de descarga.

Cuidar la batería de tu laptop

La temperatura ambiental

Cualquier cosa por arriba de los 35°C puede dañar seriamente tu batería. Así que, por sentido común, si estás cargando tu batería y empieza a ser mucho calor, quita la batería y dale un pequeño descanso a tu portátil hasta que puedas moverte a un lugar más fresco o con una temperatura más baja. Si no puedes apagarla, al menos no obstruyas las pequeñas ranuras de ventilación. Las temperaturas bajas no suelen ser problema para una portátil, pero recuerda que todo lo extremo es peligroso. Una batería a temperaturas bajo cero podría dañarse de forma permanente.

Afortunadamente existe software que te permite monitorear el nivel de temperatura de tu portátil y estar alerta frente a alguna situación inesperada.

Limpieza

Sabemos que el polvo es el peor enemigo de los equipos electrónicos. La acumulación de polvo puede ocasionar que un ventilador deje de funcionar y el ordenador de escritorio se caliente demasiado. Lo mismo sucede con los portátiles. Un par de veces al año es conveniente retirar la batería del equipo y limpiarla con un paño o con aire comprimido para quitar cualquier residuo de los puntos de contacto.

 

Fuente: Hipertextual