Tecnología
Así ignora WhatsApp la privacidad de los usuarios
Tecnología

Aunque la mayoría de usuarios utilizan WhatsApp, muchos de ellos no le prestan demasiada importancia a la privacidad del sistema de mensajería y solo unos pocos sabemos que se trata de una aplicación que apenas tiene seguridad a diferencia de otros rivales como Telegram. Un estudio de la Electronic Frountier Foundation vuelve hacer incapié en este problema y destaca los derechos a la privacidad que WhatsApp ignora. Por ejemplo, podrían entregar tus conversaciones y demás archivos sin pedirte permiso y sin necesidad de ninguna orden judicial.

 

La EFF lleva años estudiando a las grandes empresas de Internet así como sus productos y publicando cuáles son las que atentan con la privacidad de los usuarios que utilicen sus servicios. WhatsApp ha sido una de esas empresas y sin duda ha salido muy mal parada.

 

Lo más relevante es que después de realizar el estudio, le dieron a la compañía perteneciente a Facebook un año para tratar de corregir los problemas encontrados y cuál es la sorpresa de que WhatsApp no corrigió ni uno solo.

 

El sistema de mensajería ni si quiera nos avisará si algún tercero como un gobierno exige nuestros datos y conversaciones. Para que os hagáis una idea, las demás empresas publican el dato o incluso exigen una orden judicial para poder cederlos, con WhatsApp nada es así y los cederá sin que nosotros ni si quiera estemos informados.

 

La compañía también oculta qué es lo que hace con los datos que registra. Se cree que los datos de nuestras fotos, vídeos e incluso audios y dirección IP podrían ser registradas para fines comerciales. WhatsApp no responde a esto y oculta qué datos son los que realmente almacena en sus servidores. No hace falta recordar que la empresa ya fue criticada duramente por acceder sin ningún pudor a las conversaciones.

 

No es la única compañía o agencia en hacerse eco de los grandes problemas que existen. La oficina de protección de datos de Alemania ya lleva un año aconsejando a sus usuarios no utilizar WhatsApp para comunicarse debido a que no existe ni si quiera una política de protección de datos para los usuarios. También la agencia de protección catalana desaconsejaba su uso.

 

Además en caso de que tengamos algún tipo de conflicto, según ellos lo tendremos que resolver con los juzgados californianos según la compañía, pero según la Unión Europea además de poder acceder a nuestros datos, es obligatorio informarnos si un tercero los pide para cualquier propósito.

 

Todo esto no se cumple y la gente sigue utilizando WhatsApp, quizás porque las personas que no se manejan tanto como nuestros padres, abuelos o algún amigo ya lo están utilizando obligan a otros a utilizarlo, pero no hace falta decir que existen mejores alternativas como Telegram, Line o Skype cuyo propósito es el mismo e incluso tienen bastantes más funciones.

 

Fuente: Aplicaciones Android