Tecnología
¿Equipaje inteligente?
Tecnología

Con el “Internet of Things” dando sus primeros pasos, no es extraño ver cada vez más dispositivos mundanos con opciones extra como electrodomésticos con WiFi, sistemas de domótica en remoto e, incluso excéntricos gadgets de dudosa utilidad. Lo normal cuando hay un mercado nuevo que explotar.

Lo que faltaba, tras 12 horas de avión te encuentras cansado y con ganas de descansar en el hotel. Pero allí estás frente a la cinta transportadora, esperando tu maleta. Una maleta que nunca apareció. ¿Te suena la historia? Tal vez sea cosa del pasado.

Bajo esta terrible, pero familiar premisa, Samsung y Samsonite se han aliado para desarrollar el equipaje inteligente además de ofrecer en el futuro más ventajas. El CEO de Samsonite declaró que el equipaje inteligente será capaz de comunicarse contigo a través de tu smartphone, pero que ha de ser mucho más que un simple GPS. Por eso están trabajando con Samsung para que sea realmente un elemento de cambio y de mejora de la vida de sus clientes y no un simple truco comercial. Estos es lo que quieren ofrecer en el futuro:

  • En el futuro su maleta podrá enviarle un mensaje cuando ha salido del avión y otra vez cuando está a punto de unirse a la cinta de maletas.
  • El chip que están desarrollando sería capaz de alertarte si se intenta abrir la bolsa de equipaje. De forma que cuando lo despistes por estar mirando el móvil este te avise de que hay un amigo de lo ajeno intentando sustraer algo de tu propiedad.
  • Un motor en su interior no solo haría que dejáramos de arrastrar la maleta, sino que sería capaz de seguirnos y de avisar en caso de que la distancia llegase a ser excesiva.
  • En caso de extravío gracias a su GPS podríamos averiguar dónde está.

Aunque los objetivos sean ambiciosos y sin lugar a duda puedan tener claros beneficios en nuestras vidas el plan de Samsonite y Samsung es más ambicioso.

Fuente: IoT-online

Los pasajeros pueden ya generar sus tarjetas de embarque en casa y mostrarlas a través de su smartphone, pero deben esperar largas colas a la hora de facturar y entregar su maleta. Por eso trabajan junto a las aerolíneas para que la maleta sea la que realice su “check-in” al ser depositada en la cinta de transporte de tal forma que el aeropuerto sepa asignarle el vuelo al que pertenece.

Parece un caso algo excéntrico, pero es un caso de aplicación del Internet of Things aplicado a un problema real y de posible solución a diferencia de muchos dispositivos presentados en el CES más propensos a ocupar titulares que a resolver problemas. No sé si en el futuro nuestras llaves, cartera y maleta tendrán un ordenador dentro que emita información a nuestro smartphone, pero lo que sí sé es que de nada sirve algo “smart” si no ha sido diseñado para resolver problemas. Eso es la tecnología, resolver problemas y facilitar la vida de las personas.

Fuente: Hipertextual.com