Tecnología
La extensión que evita que Chrome se trague toda tu memoria
Tecnología

Todos los que usamos Chrome sabemos que vivimos con la RAM contada. Este navegador a pesar de sus bondades tiende a irse de largo a la hora de consumir recursos, no tiene piedad, y si tu máquina no cuenta con el hardware suficiente para aguantar la demanda de memoria, batería y procesador, pues terminas con un sistema operativo que se arrastra simplemente porque se pasaste de la media docena de pestañas abiertas.

Aunque varias veces he intentando dejar de usar Chrome sigo regresando a sus brazos, y a pesar de que tengo una buena portátil con mucha RAM, sigue causándome problemas, especialmente con la batería. Es por eso que siempre ando buscando soluciones para evitar que Chrome consuma demasiados recursos y fue así como di con una maravillosa extensión que básicamente lo resuelve todo: The Great Suspender.

The Great Suspender

reducir el consumo de memoria de chrome

Esta simple pero maravillosa extensión para Google Chrome se encarga desuspender las pestañas que no se encuentren en uso para liberar recursos del sistema. Es perfecta para los locos de las pestañas pues no tienes que cerrar ninguna de tus preciadas páginas abiertas para reducir el consumo de Chrome.

Su funcionamiento es bastante simple, la añades al navegador y puedes configurar un limite de tiempo para que las pestañas se auto-suspendan. Es decir, si quieres que todas las pestañas que no estás usando en determinado momento entren en un estado como de “hibernación” en el que no van a consumir ni memoria ni recursos del procesador, simplemente elige cuantos minutos u horas antes de que esto pase.

reducir el consumo de memoria de chrome

Por supuesto, también puedes suspender pestañas y ventanas de forma manual simplemente presionando el icono de The Great Suspender en la barra de Chrome, o, haciendo clic derecho y eligiendo la opción desde el menú contextual. Además de esto, si eliges la opción de auto-suspender pestañas también puedes crear una lista blanca de excepciones para que, por ejemplo, no se suspendan ventanas de webapps que usas constantemente (yo lo hago con cosas como Tweetdeck para Chrome).

Es importante recordar que aunque la pestaña permanece abierta, cuando entra en modo suspensión, ninguno de sus elementos estarán cargados, así que al rehabilitarla tendrá que cargar todo de nuevo, salvo por lo que el caché guarde. A cambio de un poco de memoria extra, The Great Suspender es capaz de almacenar una captura de la pestaña suspendida, en caso de que quieras salvar una imagen del estado de la página antes de suspenderla.

Fuente: Hipertextual