Tecnología
La Vía Láctea está llena de ondas (y es más grande de lo que creíamos)
Tecnología

Arranquemos este lunes de marzo con una buena dosis de realidad galáctica. Es muy probable que si te decimos que imagines la Vía Láctea, en tu cabeza se dibuje una especie de gran disco plano. Al fin y al cabo es así como siempre lo hemos visto representado en lo libros. A partir de hoy esta concepción sin embargo va a cambiar. La Astrophysical Journal ha publicado un estudio que señala que nuestra galaxia está compuesta por al menos cuatro ondulaciones, haciendo que se parezca más a un cartón corrugado que a un disco sin alteraciones. Estas formas tridimensionales no solo insinúan que la Vía Láctea es más compleja de lo que se pensaba, sino que además es posiblemente hasta un 50% más grande de lo que imaginábamos -y eso sin contar que podrían existir otras ondas ocultas no descubiertas aún.

 

La investigación ha sido liderada por Heidi Jo Newberg, quien ya en 2002 (sí, hace 13 años), observó anomalías en nuestra Vía Láctea. Por entonces descubrió la existencia del Anillo de Monoceros, una sobredensidad de estrellas en los bordes exteriores de la galaxia que sobresale por encima del plano galáctico. No fue el único hallazgo que hizo; otra densidad excesiva entre el Anillo y el Sol fue avistada, sin embargo por entonces no pudo investigarlo más a fondo. Hasta ahora, claro.

 

Te dejamos con un vídeo (lamentablemente solo en inglés) de la presentación del trabajo de investigación. Todo tuyo.

 

 

Fuente: ENGADGET