Tecnología
Por qué el Samsung Galaxy S6 es un desastre en ventas
Tecnología

Más de un directivo de Samsung en Seúl tiene que estar empezando a notar sudores fríos. Muy fríos. Según cifras filtradas precisamente por un alto directivo de la compañía a la agencia surcoreana Yonhap News, Samsung ha vendido “solo” 10 millones de unidades del Galaxy S6 yS6 Edge. Mucho menos de lo esperado. El S6 iba a ser supuestamente un bombazo comercial pero la realidad es que no supera al S5 en ventas. ¿Por qué?

Samsung de momento no ha reaccionado de forma oficial a las cifras publicadas por Yonhap, lo cual es una preocupante señal de que parecen ser ciertas. ¿Preocupante? Bastante.

Como recopila Forbes, al Galaxy S4 le llevó 27 días alcanzar los 10 millones de unidades vendidas; al S5 solo 25. Si tomamos como fecha el día anterior de la publicación por Yonhap de los datos, estaríamos hablando de 38 días para que el Galaxy S6 llegara a la misma cifra de 10 millones de unidades vendidas (por cierto, hay que recordar que hablamos de shipments, unidades vendidas a distribuidores, no al consumidor final). La fuente de Yonhap no ha llegado a dar el número de días exactos, sino más bien un impreciso “alrededor de un mes”, pero da igual. Aunque fueran 35 días, o 32, o incluso 30, el hecho de que el S6 ya esté vendiendo menos que el S5 en el mismo periodo es para que Samsung se eche a temblar. Y si no está temblando ya, esta otra comparativa bastará:

Apple vendió 10 millones de iPhone 6 y 6 Plus en tres días. Samsung la misma cantidad deGalaxy S6 y S6 Edge en 38 días.

¿Cómo es posible que el mejor smartphone de Samsung hasta la fecha, con diferencia, esté vendiendo mucho menos que sus antecesores? Ahí van algunas explicaciones.

El Galaxy S6 llega tarde, un año tarde

Por qué el Samsung Galaxy S6 es un (inesperado) desastre en ventas

El Galaxy S6 y el S6 Edge salió a la venta a nivel mundial el 10 de abril. Eso son 7 meses después del lanzamiento comercial mundial del iPhone 6 y el 6 Plus el 19 de septiembre del año pasado. Es, sencillamente, demasiado tarde.

El problema de Samsung venía de atrás, con el S5, un gran teléfono pero de diseño fallido, lejos de la experiencia premium del iPhone o incluso de otros rivales en Android. Samsung ha tardado demasiado tiempo en reaccionar. Si el Galaxy S6 y S6 Edge hubiera llegado justo un año antes, el 10 de abril, pero de 2014, ahora estaríamos hablando cifras de venta muy diferentes. Pero en un mercado de competencia tan feroz como el de smartphones, si aspiras a ser el primero, a batir a Apple, simplemente no te puedes permitir el lujo de reaccionar tan tarde.

iOS y el iPhone son sinónimos de gama alta, el Galaxy S6 y Android no

Como consecuencia de lo anterior, Apple lleva ya siendo sinónimo de smartphones de gama alta durante años. Es el mejor ejemplo de experiencia premium. Samsung realmente solo acaba de aterrizar de verdad en este terreno, por méritos propios, ahora, con el Galaxy S6 y S6 Edge, el primer producto que se puede medir sin complejos en la gama premium con Apple. Nuevamente, esperar que los consumidores hagan ese cambio en su percepción de marca tan rápido, que pasen a considerar de repente a Samsung al mismo nivel de Apple en la gama alta, es totalmente irreal.

Las cifras también lo demuestran. El precio medio de venta (ASP) de cada iPhone está en 687 dólares (4º trimestre 2014), 51 dólares más que hace un año. Una barbaridad. ¿Cuál es el precio medio de venta de los smartphones de Samsung? La coreana no da una cifra concreta, por lo que solo es posible hacer una estimación. Lo calculamos hace unas semanas para el 4º trimestre del año pasado y el dato es demoledor: el precio medio de venta de cada smartphone Samsung ronda los 241 dólares. 687 dólares de Apple vs 241 dólares de Samsung ($440 de diferencia). Y lo peor, en el primer trimestre de este año el ASP de Samsung es aún mucho más bajo: $665 Apple vs $198 Samsung ($467 dólares de diferencia).

Estos datos señalan la realidad: que la batalla clave y real de Samsung sigue estando en otro terreno, la gama media. Y, sobre todo, en otros países más allá de Europa y EE.UU.: China principalmente. Y ahí la historia es si cabe más dolorosa.

Samsung se hunde en China, Apple gana

Por qué el Samsung Galaxy S6 es un (inesperado) desastre en ventas

Samsung sigue siendo líder mundial en smartphones por delante de Apple, pero esta ha cerrado muchísimo la distancia. Uno de los países clave que está definiendo la batalla es China.

La historia allí es muy diferente. Mientras Apple continúa subiendo en cuota de mercado (el iPhone es allí el producto que realmente se identifica con premium y gama alta), Samsung se ha desplomado frente a rivales como Xiaomi. Para los consumidores chinos, aún más casi que para los europeos o americanos, Apple y Samsung juegan en ligas muy distintas. El Galaxy S6 lo tiene muy difícil para cambiar esa percepción. Al menos de forma rápida.

Un vistazo a la tabla debajo, con shipments de smartphones en China durante el primer trimestre del año, muestra la debacle de Samsung: mientras Apple aumenta un 62% sus ventas en China, Samsung se derrumba un 53%.

Por qué el Samsung Galaxy S6 es un (inesperado) desastre en ventas

A nivel anual, Samsung sigue siendo el 2º fabricante de smartphones en China, pero los fabricantes locales le están comiendo el pastel:

Por qué el Samsung Galaxy S6 es un (inesperado) desastre en ventas

La dualidad Galaxy S6 y S6 Edge puede no estar funcionando

Otra explicación a las decepcionantes cifras de venta del Galaxy S6 puede estar precisamente en la dualidad del S6 y S6 Edge. Samsung ha reconocido haber recibido una demanda mucho mayor de lo esperado del Edge, algo que ha afectado a su capacidad de producción. Según fuentes de Bloomberg, la compañía tuvo incluso que habilitar una tercera planta para acelerar las inesperadas peticiones del Edge.

Esto ha podido sin duda impactar las cifras de venta hasta ahora. El problema es que las ventas de móviles son como el estreno de una película: importa muchísimo el lanzamiento, tener unas buenas cifras durante las primeras semanas. Que Samsung no haya sabido predecir el supuesto mayor éxito del S6 Edge le puede acabar pasando factura en las cifras finales.

El mayor éxito del S6 Edge vs el S6 plano tiene también otra lectura que explica el difícil momento en el que se encuentra la coreana. La única diferencia del Edge frente al modelo normal es su pantalla curvada. Sí, es espectacular estéticamente, pero se queda solo en eso. Un detalle que dispara el móvil a los 849 euros/ 884 dólares. Un dineral. Con el lanzamiento del iPhone 6 de mayor pantalla y el 6 Plus de 5,5 pulgadas, Apple ventiló de un plumazo la ventaja clave de Samsung en hardware: tamaño y calidad de pantalla. El Edge solo añade una curva. Demasiado tarde, demasiado poco, demasiado caro.

Habrá que esperar a las cifras oficiales de Samsung pero, si la situación sigue como hasta ahora, es probable que la mejor reacción de la coreana sea una bajada de precio del Galaxy S6 y S6 Edge. Bendita competencia.

Fuente: Gizmodo