Tecnología
Por qué es el mejor momento para rootear tu Android
Tecnología

Alguna vez he comentado por aquí que mi primer teléfono con Android era una HTC Magic, cuyo sistema original fue Android 1.5 Cupcake. Aquella versión estaba limitadísima, y para cosas tan sencillas hoy en día como hacer tethering, había que adquirir permisos de superusuario, es decir, obtener acceso root. Luego llegó la moda de instalar ROMs personalizadas, porque el alcance en la profundidad de los cambios del sistema era mucho mayor. Ahí fue donde CyanogenMod creció y se hizo un nombre en el mundillo de los foros, hasta ser lo que es hoy en día. Sin embargo, cambiar de ROM conlleva, en la mayoría de casos, un proceso bastante “complicado” para el usuario medio.

Pero con el paso del tiempo, se encontró la manera de hacer modificaciones de esa profundidad en el sistema con sólo rootear y hacer una instalarción de una aplicación. Esa aplicación se llama Xposed Installer y se encarga de gestionar la instalación del Xposed Framework en la partición del sistema y sus módulos, que son similares a los tweaks del jailbreak en iOS. Gracias a ellos, podemos personalizar tanto o más nuestro teléfono de serie que con una ROM. Os dejo algunos de los módulos que más os pueden beneficiar.

Gravity Box

Con GravityBox puedes modificar ajustes de manera similar a CyanogenMod 12S

Para mí es el rey de todos los módulos. Si te gustaba CyanogenMod, estás de enhorabuena, porque con este módulo la capacidad de personalización es similar. Por ejemplo, empezando por la barra de estado, podemos hacer que la carga de la batería se muestre en forma de porcentaje, que el reloj se muestre centrado en vez de a la izquierda o que se muestre la velocidad a la que actualmente estamos descargando o subiendo datos. También es posible añadir funciones a elementos que normalmente carecen de ella. Por ejemplo, al deslizar la barra de notificaciones encontramos un reloj y la fecha de hoy. Normalmente no hacen nada, pero con GravityBox podemos configurar que al pulsar el reloj se abra la app de reloj (alarmas, cronómetro, cuenta atrás) y que al pulsar sobre la fecha se abra la aplicación de calendario que deseemos. Ante la insistencia de las notificaciones flotantes, también es posible limitar los intervalos de tiempo en que se muestran.

Además, también podemos configurar los controles que deseamos que aparezcan en la barra de notificaciones, en Lollipop, en Kit Kat y en Jelly Bean, añadiendo algunos que hasta la última versión no estaban disponibles, como el bloqueo de rotación. También destacaría la posibilidad de añadir funciones al menú de apagado, o a los botones por software (también es posible modificar su tamaño) o hardware de nuestro dispositivo. Ofrece esto y mucho más, pero os animo a que probéis por vuestra cuenta.

Modificar el tamaño de la interfaz con App Settings

Izquierda: interfaz modificada. Derecha: interfaz de serie.

Pienso que actualmente las aplicaciones no aprovechan bien el tamaño de la pantalla de nuestros terminales, por lo que lo mejor es cambiar el tamaño de la interfaz, que gracias a Android es posible. Hace poco expliqué como modificar el sistema entero, pero App Settings ofrece una posibilidad más interesante, como es modificar cada aplicación por separado, pues en algunas puede interesar y en otras no. También permite ajustar el idioma de cada aplicación o si queremos que la aplicación se ejecute, por ejemplo, en modo inmersivo.

Módulos efectivos para ahorrar batería

Amplify

Xposed Framework posibilita módulos que pueden controlar el sistema a muy bajo nivel, y qué mejor que emplearlos para ahorrar batería. Tenemos a clásicos hibernadores de apps como Greenify, que se encarga de impedir que las aplicaciones se ejecuten en segundo plano salvo que las activemos temporalmente, aunque está muy bien ideado y permite seguir recibiendo notificaciones de ellas. Pero hay soluciones aun más radicales, como Power Nap for Xposed, que replica el comportamiento del modo STAMINA de Sony o Amplify, que controla los intervalos en los que el sistema se despierta con tareas como la localización. Esta última es algo técnica pero las dos anteriores son muy útiles.

La magia de los gestos

Considero que, para las posibilidades que tienen, los gestos en Android están algo infrautilizados, pero con Xposed se arregla esa carencia además de muchas otras. El módulo más potente es Xposed Gesture Navigation, que literalmente permite configurar un gran número de gestos a lo largo del sistema y hacerinnecesario así incluso el uso de botones de software. Si tan sólo queremos configurar que muchas apps permitan que sus bordes se deslicen atrás con swipes, el mejor módulo es SwipeBack2. Y por último, replicando el comportamiento de la barra de estado de iOS, tenemos Status Bar Scroll To Top, que, como su nombre indica, nos lleva a la parte superior de una lista con solo pulsar la barra de estado.

Consideraciones finales

Xposed es muy estable desde Ice Cream Sandwich (4.0.3) hasta Kit Kat. En Lollipop aún se encuentra en estado experimental, aunque en mi caso ya es prácticamente estable. Además de los módulos genéricos que hemos mencionado existen algunos como Wanam Xposed, pensandos en exclusiva para terminales Samsung, así como otros más específicos. El mayor problema de todo esto es que hacer root a ciertos terminales es complejo en unos casos, y hacerlo hace que perdamos la garantía definitivamente en otros, pero si no, os animo a que deis el paso.

Fuente: Hipertextual.com