Tecnología
Psicología y marketing: los empleados de Apple entrenan para venderte el Watch
Tecnología

El lanzamiento del Apple Watch será especial, no solo porque se trata de una nueva categoría de producto dentro de la familia manzanera, sino porque incluso cambiará la forma en la que los empleados de la Apple Store venden el producto. Como lees. 9to5macse ha encargado de revelar cómo la compañía está entrenando a sus empleados para que sean capaces de sugerir diferentes tipos de relojes basados en la forma de vestir y el supuesto estilo de vida de los potenciales compradores. No es la primera vez que oímos rumores acerca de cómo se va a introducir el dispositivo a los clientes. En su momento también se indicó que la compañía estaba dando indicaciones a los empleados para que vendiesen el Apple Watch como una joya y no como un gadget más.

El plan de la firma de Tim Cook es claro: convencer al usuario no sólo de que necesita un Apple Watch sino que existe precisamente un modelo concreto para él. Tal es así que en los entrenamientos, Apple aconseja a sus empleados que establezcan una buena relación con el potencial comprador, para entender cómo es, sus planes de compra, qué estilo busca y cuáles son sus necesidades. Para ello se han creado incluso unas fichas de prueba de personas ficticias (tienes un ejemplo bajo estas líneas) en las que a raíz de una presentación, se debe elegir qué modelo de Watch le iría mejor al cliente. Incluso tienen preparadas preguntas establecidas como por ejemplo interesarse por qué tipo de funcionalidades concretas le atraen más al usuario del Watch (y a partir de ahí desarrollar un “guión”) y respuestas del tipo: “Tienes pinta de tener un estilo divertido. Creo que la pulsera Pink Sport encajaría de manera perfecta con tu estilo”.

apple

Todo un interesante y complejo mundo de psicología y marketing en el que seguro que han influido algunos de los fichajes más recientes de Apple relacionadas con el mundo de la moda como Angela Ahrendts y Chester Chipperfield de Burberry, Paul Deneve y Catherine Monnier de Yves St. Laurent, Patrick Pruniaux de TAG Heuer y Jacob Jordan de Louis Vuitton.

Fuente: es.engadget.com