Tu Voto
Jorge Barroso, candidato a concejal para el Mcpio. Sucre
Tu Voto

Jorge Barroso lleva más de diez años trabajando en el municipio Sucre de la mano de Carlos Ocariz. Sus vecinos lo reconocen por sus grandes ojos verdes y por tener regularmente en sus manos una taza de café, pues es un tomador compulsivo de esta bebida. Habla con voz pausada, pero le imprime gran seguridad a sus argumentos, razones que lo han ayudado a ser actualmente uno de los candidatos a concejal en el municipio Sucre por la tarjeta de la MUD.

El principal problema de los habitantes del municipio Sucre es el deficiente servicio de recolección de basura ¿Por qué no han logrado solucionar el problema?

La responsabilidad del mal servicio es de los actuales concejales- de los trece, doce son del PSUV- que no le han querido rescindir el contrato a Sabenpe, que es la empresa encargada de prestar el servicio.

¿Por qué no lo hacen?

Porque Sabenpe es una empresa aliada a los concejales del PSUV y se han dado a la tarea de sabotear la gestión de Carlos Ocariz. Esta empresa es cómplice de esta Cámara Municipal, por eso se han prestado a este juego que tiene el partido de gobierno en Sucre de sabotear a través del servicio de la basura.

¿Qué solución plantean ustedes para este problema?

La alcaldía le ha propuesto a esta Cámara Municipal varios proyectos para reestructurar el servicio, pero nunca nos dieron respuestas. Nuestra idea es dividir el municipio en cuatro grandes sectores y buscar cuatro empresas que se encarguen cada una de un solo sector, así evitamos que una empresa abarque todo el municipio. La clave está en la descentralización.

¿Cuál es la situación del presupuesto de la alcaldía de Sucre

La alcaldía está recibiendo el mismo presupuesto que recibía en el año 2009, lo que significa que tenemos un presupuesto reconducido desde hace más de tres años. En este país, con está inflación, no hay nada que cueste lo mismo hoy que lo que costaba en el 2009. Además, los concejales casi nunca nos aprueban los recursos para llevar a cabo las obras. Este ha sido un gran escollo.

¿Cómo la alcaldía ha logrado financiar sus proyectos con una Cámara Municipal que no le aprueba los recursos?

Las empresas privadas que están en el municipio nos han colaborado activamente para realizar las obras. Ellos han sido un apoyo fundamental.

¿Por qué el tráfico en el municipio es tan caótico?

Eso es un problema que enfrenta toda La Gran Caracas, pero es verdad que hay cosas que tenemos que ajustar, como el tema de los autobuses: debemos obligarlos a hacer sus paradas en los lugares establecidos. Esto tampoco lo hemos podido hacer porque los concejales se niegan a restructurar las ordenanzas y hacerlas cumplir.

En el caso de los motorizados, ya los estamos reubicando para que no se paren en sitios que estorben la movilidad. Hay que tener en cuenta que nosotros enfrentamos un problema grave: tenemos déficit de oficiales para hacer cumplir las normas. Actualmente hay 1080 funcionarios y se necesitan 4000. Es por eso que hay muy pocos policías de tránsito en el municipio.

¿Qué políticas sociales se están llevando a cabo para disminuir la inseguridad y la delincuencia?

Creemos en el deporte como camino para rescatar a la juventud de la delincuencia. Hemos creado varias canchas de futbol de grama artificial, aparte del Polideportivo de Mesuca. Tenemos alianzas con el Deportivo Petare para que los muchachos formen parte del club, sin contar con el Gimnasio Vertical El Dorado, el cual es el más grande del país y es gratuito.

 

Asimismo, la gestión de Carlos Ocariz disminuyó en un 30% los casos de homicidios en apenas 4 años. Nuestra meta es llegar al 50% para el 2018, lo cual sería un record en América Latina.

¿Cómo se tomaron la postulación de Antonio Álvarez a la alcaldía de Sucre?

Lo tomamos como lo que es: un paracaidista más que manda el gobierno para el municipio. La gente no es tonta. El 8 de diciembre le daremos una paliza.

¿Cuáles son las proyecciones que ustedes tienen de cara al 8D? ¿Cuántos concejales van a lograr para la Cámara Municipal?

Nuestra meta es ganar con el 70%, lo que representaría unos 10 u 11 concejales de los trece cargos disponibles. Si la gente sale a votar, lo lograremos.